Receta imperdible: Prepara fáciles y deliciosas recetas que puedes congelar ¡Mira cómo!

Aprende a preparar estos fáciles y deliciosos platillos y deja de preocuparte por cocinar después, solo tienes que guardarlo en el refrigerador sin ningún problema ¡Inténtalo, sí funciona!.

Aprende a preparar estos fáciles y deliciosos platillos y deja de preocuparte por cocinar después, solo tienes que guardarlo en el refrigerador sin ningún problema ¡Inténtalo, sí funciona!.

Estos días de confinamiento social, es recomendable no salir mucho de casa y mucho menos asistir a sitios tan concurridos. Generalmente, las personas acuden a los mercados o supermercados buscando su alimentación, de manera que lo más sencillo para no salir y comer delicioso, es tener preparado platillos en tu nevera.

Prepara fáciles y deliciosas recetas que puedes congelar

En este post, compartiremos 2 recetas de comidas fáciles de congelar ¡Presta atención!.

Carne de hamburguesa

Ingredientes

Preparación de la carne de hamburguesa

Prepara fáciles y deliciosas recetas que puedes congelar

En un tazón grande, coloca la carne molida a su vez agrega la cebolla finamente picada, perejil, las almendras y el jitomate, sal y pimienta al gusto. Una vez colocado todos los  ingredientes en el tazón mezcla muy bien.

Cuando hayas mezclado todo, forma bolitas de carne. Coloca la bolita en un pedazo de plástico y cúbrelo con otro plástico. Aplasta un poco con ayuda de tus manos o con un rodillo.

Prepara fáciles y deliciosas recetas que puedes congelar

En un sartén con poco aceite caliente o en una parrilla, pon a cocinar la carne por ambos lados.

Albóndigas

Para elaborar esta rica receta requieres de:

½ kilo de carne molida

1 huevo

3 cucharadas de perejil o cilantro fresco

1 cucharada de orégano

¼ taza de pan rallado

½ cucharada de sal

Pimienta al gusto

1 cucharada de aceite

2 tazas de salsa de tomate

Procedimiento

Prepara fáciles y deliciosas recetas que puedes congelar

En un molde mezcla la carne molida, el huevo, pan rallado, las hierbas, sal y pimienta. Forma bolitas con la mezcla preparada y en un sartén con aceite caliente y a fuego medio, coloca las bolitas y deja dorar durante 3 minutos, voltea y fríe por ambos lados.

Una vez que hayas freído todas las albóndigas, agrega la salsa de tomate y esparce sobre las bolitas freídas. Revuelve y cuando empiece a hervir, baja el fuego y deja cocina tapando el sartén por 15 minutos más. 

                   

Más Noticias