Método perfecto: Aprende a pelar las papas solo con las manos sin perder nada y en segundos

En caso de que estés aprendiendo a cocinar o si tienes años haciéndolo, puede que pelar esos tubérculos de forma irregular que conocemos por el nombre de papa, sin dejar la mitad de la carne en la cáscara sea una difícil tarea. 

Cuando de cocinar se trata pocas tareas requieren tanta destreza como pelar las papas, en especial si no se dispone de un pelador o alguna herramienta más sofisticada. No obstante, existen métodos que simplifican esta actividad.

Para el caso específico de las papas te aliviará saber que no será necesario siquiera practicar maniobras muy sutiles con un cuchillo para retirar la piel, por el contrario bastará con emplear alguna de estas 2 técnicas para dejarlas en perfecto estado y sin una sola tirita de piel sobrante. 

Método A

Para este método solo necesitas un recipiente con agua y una fibra o estropajo metálico

1-  Como es debido, lava bien las papas para que nos queden residuos de tierra en ellas

2- Sumérgelas en agua al menos por 30 minutos 

3- Ahora toma una a una las papas y con ayuda de un estropajo de metal, también conocida como esponja de alambre, talla la piel y en cuestión de segundos lograrás remover por completo la cáscara de este fabuloso tubérculo. 

Método B

En caso de que no tengas un estropajo de metal, solo necesitarás las manos y agua fría y caliente.

1- Como en el anterior, lava las papas y déjalas impecables

2- Con ayuda de un cuchillo realiza un corte superficial a lo ancho de la papa trazando una circunferencia

3- Colócalas en agua hirviendo hasta que queden bien cocidas

4- Sácalas del agua caliente y pásalas al recipiente con agua fría, déjalas allí al menos por 10 segundos 

5- Toma la papa por los dos extremos y realizando un sutil juego de manos intenta halar las cáscaras de la papa del centro hacia afuera, la mayoría de las veces saldrá por completo sin oponer resistencia

Más Noticias