Festeja el cumpleaños de tu perro con un rico y saludable pastel con carne ¡Te amará!

Tu perro es tu mejor amigo, un gran compañero y confidente; por ello, se merece algo más que unas simples croquetas. Si se acerca su cumpleaños, o simplemente quieres deleitarlo, prepara este sabroso pastel de carne ¡y te adorará!

El perro es una de las grandes mascotas del ser humano: es fiel, amigo, confidente, compañero. Por ello, sea o no una ocasión especial, como su cumpleaños, es bueno darle un premio y/o regalo por su buen compartimiento.

Hoy te enseñaremos una receta para hacer un pastel apto para perros: es muy sencilla, prácticamente igual a la de una tarta tradicional, pero deliciosa y sobre todo digerible para ellos.

Pastel apto para perros, ¡una deliciosa para los canes!

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Utilizaremos un recipiente amplio donde poder mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Añadiremos los huevos sin cascara y los batiremos, después añadiremos la harina poco a poco para evitar que se formen grumos.
  3. Una vez tenemos la masa más o menos preparada, añadiremos la levadura, el aceite y la carne picada, mezclando todo a conciencia para que quede bien homogénea. Añadir un poco de yogur (es opcional por si a tu mascota le cae mal).
  4. Una vez tengamos todos los ingredientes bien amasados, untaremos un poco de aceite en el molde para pasteles (evitando así que la masa se peque mientras se cocina) y verteremos la masa en el.
  5. Calentaremos el horno a ciento noventa grados y meteremos el pastel en su molde durante veinte o treinta minutos. La forma de saber si ya está bien cocinado es pincharlo con un palo o tenedor, si sale limpio (sin restos de masa) el pastel ya está listo.
  6. Una vez lo saquemos del horno debemos esperar a que se enfríe por completo, al menos durante una o dos horas. Podemos cubrir el pastel con un poco de paté de cerdo natural o abrir el pastel por la mitad y untar paté en su interior, a modo de relleno. 
Deleita a tu perro con este pastel de carne, ¡sabroso y facilísimo!

A la hora de entregárselo a tu perro, lo mejor es partirlo en pequeñas porciones e ir dándoselas poco a poco. Si tu perro es de tamaño mediano o pequeño puedes guardar parte del pastel para repartirlo en un par de días.

La temperatura del pastel es muy importante, los perros pueden comerlo incluso recién sacado del horno y quemarse. Por eso debemos asegurarnos de que está completamente frio antes de servirlo. 

Más Noticias