Cuida tu vida: No te comas la “parte buena” de una fruta dañada ¡Es muy tóxico!

Por nada del mundo, se te ocurra comerte una fruta cuando la misma ya tiene partes dañadas, ya que aunque no lo parezca algunos mohos poseen sustancias nocivas, las cuales puedes causarte una intoxicación crónica.

 Muchas personas alrededor del mundo suelen cortar la “parte podrida” de una fruta para así comerse el resto, pero lo que no sabes es que esta maniobra puede resultar bastante perjudicial para la salud, debido a los componentes tóxicos que posee el alimento.

No te comas una futa en este estado ¡Es dañino!

El doctor en ciencia y tecnología Miguel Ángel Lurueña, expresó el proceso por el que pasan las frutas antes de estropearse: “Las frutas padecen lo que se conoce como pardeamiento enzimático. Eso ocurre porque se rompen las células y las enzimas entran en contacto con elementos externos que las oxidan. Esto provoca que la piel se rompa y permita que el oxígeno exterior penetre en la fruta y la estropee”.

La mayoría de los mohos poseen una sustancia denominada “micotoxinas”, las cuales cuando entran en contacto con nuestro cuerpo, son capaces de desarrollar intoxicación crónica e incluso cáncer de hígado y riñón.

No te comas una futa en este estado ¡Es dañino!

Con respecto a lo anteriormente mencionado, la investigadora Rosa Porcel de la Universidad Politécnica de Valencia, expresó lo siguiente: “Son unas sustancias producidas por hongos que ni se ven ni se huelen ni tienen sabor. Pueden derivar en una intoxicación crónica, capaz de producir cáncer de hígado y de riñón o una toxicidad aguda, incluso mortal”.

“En algunos casos, la oxidación se nota a primera vista, como en el plátano o la manzana, también en champiñones, por ejemplo, que se oscurecen nada más cortarlos, “pero es más difícil detectar cuando los mohos desarrollan componentes tóxicos que no se aprecian a simple vista”, expresó el doctor Miguel Ángel Lurueña.

Consejos de los especialistas:

“Mi consejo es no comerlas cuando no están en perfectas condiciones y tirarlas la basura metidas en una bolsa. Pero si a alguien le sabe mal desperdiciarlas cuando sólo tienen una mancha (que nunca debe ocupar un tercio de la superficie) puede consumirla después de quitar la parte estropeada y los alrededores”.

Más Noticias