¿Café salado? Aprende cómo preparar esta variedad que ya es tendencia gastronómica

Tradicionalmente, al menos en occidente, el café se toma con o sin azúcar, pero no con sal... Bueno, en China han cambiado los paradigmas. ¡Mira cómo preparar un café salado!

Cuando nos despertamos en la mañana, no podemos imaginar una mejor forma de empezar el día que tomándonos una buena taza de café.  Con azúcar o sin ella, el café es uno de nuestros mejores aliados para vencer el cansancio. 

También en la tarde, después de una extenuante jornada laboral, a quienes gustan de tomar otra taza de este líquido negro, pero siempre dulce ¿o no?

Lo cierto es que, en China, se está poniendo de moda el café salado.  Sí, como lo lees, es un café al que se le rocía sal en la capa de espuma superior, supuestamente para despertar el sentido del gusto, para saborear más abajo el café dulce.

Si te atreves a prepararlo, necesitarás: 

Para el café 

170 gramos de granos de café, recién molido
3 litros de agua fría filtrada

Para el jarabe

2 tazas de agua
2 tazas de azúcar 


Para la crema de sal marina

1 taza de crema de leche, fría
1/2 cucharadita de sal marina finamente molida, o más si la deseas más salada

Preparación

Para preparar el café salado, según reseña en sitio en Internet Vix.com, coloca los tres litros de agua fría en un recipiente.  Aparte calienta los granos del café en el microondas por 10 o 15 segundos, esto permitirá que liberen aceites y sabores de los granos. 

Luego deberás moler los granos en un molinillo o procesador de alimentos y luego agrégalos en el agua, tapa y reserva por 24 horas. 

Pasado este tiempo, deberás colar el líquido para eliminar los restos del polvillo y refrigera hasta que lo uses. 

El jarabe lo preparas mezclando el agua, el azúcar y llevándolos a cocción mediana hasta que hierva y el azúcar se haya disuelto por completo, deja enfriar, reserva en la nevera. 

Para preparar la crema de sal marina.  Bate la crema fría y la sal en un tazón mediano hasta formar picos suaves, hasta que espese y duplique su volumen. Mantenla fría y tapada hasta el momento de usarla.

Cuando tengas todo listo, vierte el café frío en un vaso, añade el jarabe y revuelve, luego coloca  un gran copo de crema de sal marina y sirve.

Más Noticias