Bicarbonato y limón: La combinación que destruye el esmalte de tus dientes

Esta mezcla resulta terrible para la dentadura, logrando que se corroa por la acción abrasiva de ambos elementos el esmalte de tus dientes.

Si estás buscando blanquear tus dientes de forma natural es propicio que sepas que existen algunos estudios que indican que el bicarbonato no es lo suficientemente abrasivo como para destruir el esmalte de tus dientes.

El bicarbonato y el limón unidos forman un potente elemnto corrosivo que puede comprometer tu salud bucal.

Esto se conoce debido a que el índice de abrasividad (RDA, Relative Dentin Abrasivity) es de 7 sobre 100, lo cual es un valor por decir lo mínimo moderado en la escala mencionada.

Por otra parte, la mayoría de los productos de limpieza bucal contiene algún tipo de elemento abrasivo para poder limpiar en profundidad y así eliminar las bacterias e impurezas de la boca.

Pero lo que si nunca debes hacer es mezclar limón con bicarbonato, esta mezcla blanqueadora terminará por tumbar el esmalte que protege a tus dientes y dejarlos desprovistos de este recubrimientos necesario para la protección de tu dentadura.

Por el contrario puedes utilizar sólo bicarbonato con un poco de agua, pero tampoco lo unas con el dentífrico pues estarías uniendo un elemento abrasivo con otro y así comprometiendo tu salud bucal.

No reemplaces el limón con vinagre porque estarías preparando el mismo tipo de elemento corrosivo para tu dentadura y tampoco abuses del uso del bicarbonato que, además de blanquear tus dientes de forma natural, también puede ayudarte a eliminar bacterias que causan mal aliento.

Más Noticias