Alta pastelería: prepara galletitas Oreo totalmente caseras ¡No compras más!

Las galletitas Oreo componen un mercado muy consolidado, con ventas multimillonarias de familias y amigos que las compran para sus meriendas. ¿Nunca pensaste en intentar hacerlas tú mismo? Aquí te mostramos la receta secreta. ¡Es sencilla y quedan riquísimas!

Si hablamos de dulces comerciales, las galletitas Oreo aparecen primeras en la lista. Sin dudas, aunque su precio sea alto, muchas familias y grupos de amigos dedicen adquirirlas para la hora de la merienda.

Hoy te traemos la receta secreta para que las cocines de manera casera, fácil e igual de ricas. Además, a partir de esta receta, podrás ajustar el tamaño, grosor y cantidad o tipo de relleno de las Oreo al gusto de cada uno.

Galletitas Oreo, hechas en casa.

Ingredientes

En aproximadamente dos horas, teniendo en cuenta elaboración, cocción y reposo, tendrás listas tus galletitas Oreo exquisitas y perfectas. Sigue el siguiente procedimiento y verás que los resultados son impactantes.

¿Cómo preparar galletitas Oreo caseras?
  1. Derretir la mantequilla y dejar enfriar un poco. Derretir también el chocolate, preferiblemente al baño maría.
  2. Colocar el azúcar en un recipiente amplio y batir con la mantequilla usando unas varillas a mano. Añadir el chocolate fundido y la esencia de vainilla, batiendo bien. Añadir por último el huevo, batiendo hasta incorporarlo.
  3. Aparte, mezclar la harina con el cacao en polvo, la sal y el bicarbonato. Tamizar encima de la primera preparación y mezclar con una cuchara o una espátula hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Dejar reposar en la nevera entre 30 y 60 minutos. Colocar la masa sobre una porción de papel sulfurizado o plástico film a. Colocar la masa en forma alargada y formar un cilindro con ayuda del papel, de unos 6 cm de diámetro. Envolver en plástico film sellando bien los extremos y dejar en la nevera unas dos horas, hasta que esté bien firme.
  5. Precalentar el horno a 170ºC y preparar un par de bandejas.
  6. Cortar la masa en porciones de unos 5-6 mm y distribuir en las bandejas. Hornear durante unos 20 minutos.
  7. Dejar enfriar y preparar el relleno. Batir con una batidora de varillas la mantequilla hasta que esté cremosa. Añadir el azúcar glasé y la vainilla y batir hasta que se incorporen bien. Añadir la sal y la leche y seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.
  8. Colocar una cucharadita del relleno en una galleta, colocar otra galleta encima y repetir hasta terminar.

Consejo: las galletas rellenas guardalas en un recipiente hermético en la nevera, así evitarás que la masa interior se reblandezca demasiado.

Más Noticias