Cocina italiana: aprende a hacer el rissoto más rico y fácil del mundo ¡En 6 pasos!

El rissoto es una plato caliente y delicioso, ideal para esta época de duros fríos. Aunque los cocineros lo pintan como una preparación complicada y solo para expertos, hoy te mostraremos un paso a paso rápido y fácil para tí y toda tu familia.

El risotto es una comida tradicional italiana realizada con caldo al arroz, junto con otros ingredientes que varían según las recetas. Es uno de los modos más comunes de cocinar arroz en Italia.

Si te gusta, pero tienes miedo de intentar, con este paso a paso sencillo y rápido te sacaremos las ganas. Se trata de un plato delicioso, jugoso y bien caliente para disfrutar solo, en pareja, con amigos o en familia. ¡Manos a la obra!

Rissoto.

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Picar los ajos y la cebolla en trozos pequeños. A continuación, añadir cucharadas de mantequilla y aceite en una olla profunda pero fácil de manejar. Dejar derretir la mantequilla y calentar bien el aceite bien hasta que esté burbujeando.
  2. Luego, añadir las cebollas y el ajo y cocinar por 10 minutos a fuego muy bajo hasta que las cebollas se vean transparentes. Después, coger el arroz y poner a saltear con las cebollas. Subir el fuego y hacer que el arroz tueste un poco.
  3. Cuando esté ligeramente tostado y a fuego alto, buscar el vino, que es como media taza de las normales de tomar café y poner en la olla. Dejar que hierva, ¡no te separes del arroz!. Mientras esté a fuego alto va a evaporar el licor y también absorberá rápido el líquido. 
  4. Ahora es momento de añadir caldo. Bajar el fuego al arroz primero. Al lado, tener una olla con caldo hecho por ti o usando un cubito o pastilla de avecrem; si quieres usa caldo casero. Lo que importa es que no esté demasiado concentrado y que esté hirviendo al lado, listo para ser usado, con un cucharón. Así, añadir un cucharón de caldo hirviendo al arroz, baja el fuego.
  5. No te separes del arroz, remover de vez en cuando y dejar que absorba el caldo. Repetir esto hasta que se te termine el caldo. Para saber si ya absorbió suficiente líquido, probar el arroz y revisar la sazón, sal y pimienta. 
  6. Una vez apagado el fuego agregar el resto de la mantequilla y el queso parmesano. Mezclar bien, dejar que derrita y prueba. No toques más el risotto, tapar y dejar descansar 4-5 minutos. Cuando pase el tiempo de reposo, la mantequilla y el queso y el hecho de tapar y bajar la temperatura lo pondrá más espeso. Servir con más queso por encima y disfrutar de un risotto fácil y delicioso.
Rissoto fácil y rico, ¿qué esperas para hacerlo?

Si quieres prepararlo de hongos, pollo, mariscos o cualquier otra cosa, agrega esto cuando pongas el último cucharón de caldo. Le darás tu gusto, tu "toque" y brindarás originalidad a tu plato para cada comensal en el hogar. ¡Serás la reina o rey de la noche!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias