¡Te las querrás cortar! Mira lo que vive debajo de tus uñas aunque laves tus manos

La moda de la manicuría con uñas extra largas está de moda, pero es realmente peligrosa. Descubre la suciedad (y bacterias) que se esconden debajo de ellas, aún cuando te las laves constantemente. ¡Querrás cortártelas!

Desde siempre (y más en el contexto actual), hemos sabido que lavarse las manos es una de las mejores formas de prevenir la aparición de gérmenes. Lamentablemente, siempre las habrá y por ello los profesionales de la salud utilizan guantes.

Hace casi un siglo, los médicos notaron que las bacterias seguían apareciendo en las pruebas, incluso después de que las personas se lavaran las manos repetidamente. Recién a comienzos de la década de los setenta del siglo XX, se identificó que no eran los dedos, sino las uñas, las que causaban el problema.

El peligro que esconden las uñas largas por debajo.

Aquí entran las uñas falsas, que sí pueden alojar más bacterias que las naturales. En un estudio de 1988, investigadores del departamento de Dermatología de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, recogieron muestras de las manos de 26 voluntarios adultos, todos empleados de la escuela de medicina de la universidad que no interactuaban con pacientes.

Allí, escubrieron que el espacio debajo de las uñas, también llamada región subungueal, era un "lugar importante" para esconder bacterias. Otras partes de las manos de los voluntarios albergaban entre un centenar y mil bacterias, mientras que las áreas subungueales contenían miles de miles de bacterias por cada punta de dedo.

¡Cuidado! Debajo de tus uñas, viven miles y miles de bacterias.

Los investigadores razonaron que eso podría deberse a que el espacio entre la piel y la uña crea un ambiente perfecto para el crecimiento y proliferación de estos mínimos organismos vivos, gracias tanto a la protección física que proporciona la uña como a la humedad atrapada allí.

Un año después, querían ver si 56 enfermeras con uñas postizas, que tienden a ser más largas que las naturales y casi siempre están cubiertas con esmalte, tenían más bacterias en las puntas de sus dedos. Confirmado.

"Mantener las uñas cortas y limpias, por lo tanto, es probablemente más importante que si se usa o no pintura de uñas", dijeron los investigadores. Otro estudio hecho al año siguiente llegó a la misma conclusión. Mientras que las uñas pintadas cuatro días antes tenían más bacterias, las recién pintadas estaban perfectamente seguras.

Más Noticias