¿Si o no? Los pros y los contras de usar sal como tratamiento de belleza

La sal es altamente recomendada para combatir la grasa en la piel y, por lo tanto, reducir tanto los puntos negros, como las espinillas del rostro. Mira los pros y los contras de usar sal como tratamiento de belleza.

En muchos portales de belleza y salud, que apuestan por remedios naturales para el tratamiento de los problemas de la piel como el acné y los puntos negros, se recomienda la sal para reducir el sebo que  ensucia los poros. 

Bien conocidas son algunas recetas para exfoliar la piel con sal marina y otros productos como aceites esenciales o frutos como el tomate, y en la mayoría de los casos puede funcionar. 

Pero algunos especiales en el área de la dermatología advierten que así como trae beneficios, la sal también puede resultar, en algunas pieles un poco más sensibles, un poco irritante y producir deshidratación, lo cual a la larga traería menos beneficios que resultados positivos. 

"La sal puede irritar debido a la hiperosmolaridad que produciría la pérdida de agua en la piel”, opina la dermatóloga Mayte Trucuelo reseñada por el portal Hola!

Sin embargo, la sal tiene propiedades antisépticas que ayudan a cicatrizar las heridas y a limpiar en profundidad la piel, dejándola más suave y tersa al tacto y los poros más limpios y libres de grasa y suciedad.

Sea cuál sea tu elección a la hora de combatir el acné en tu rostro y cuerpo, es recomendable que primero consultes con tu médico, y vayas probando qué producto, natural o no, es el que le va mejor a tu piel.

Más Noticias