Riza tus pestañas de forma casera y natural ¡La lima de uñas es tu mejor opción!

A la hora de maquillarnos, el rimel no puede faltar. Es un insumo básico, que permite hacer nuestras pestañas más largas, gruesas ¡y divinas! ¿Pero qué sucede si no tenemos rizador para levantarlas? Además de la clásica cuchara, puedes elegir una lima de uñas ¡y ualá!

¿Quién dijo que el rizador es la única solución para tus pestañas? Exiten otras opciones económicas, sencillas y caseras para mantenerlas redondeadas y bonitas. Recordemos, además, que abusar del rizador puede dañar tus pestañas ya que las maltrata considerablemente.

Por otro lado, a muchas mujeres no les gusta el rizador de pestañas porque las deja con un aspecto cuadrado, en vez redondeado. Si tú eres una de ellas, ¡no te preocupes! Hoy te mostramos la magia que puedes hacer con una lima de uñas. 

Consigue pestañas curvas con solo una lima de uñas.

El truco más antiguo es la cuchara. Incluso, muchos profesionales del maquillaje siguen usándola porque permite un acabado mucho más redondeado que con el rizador. Sólo necesitas una cuchara grande o pequeña, en función del tamaño de tus ojos y pestañas.

Luego, sujeta la cuchara con el dedo índice por el lado convexo y con el pulgar en el lado cóncavo, con la cuchara hacia abajo. La colocas sobre las pestañas y con el dedo pulgar, peinas tus pestañas haciendo presión con la cuchara. Tardarás entre 30 segundos a un minuto en conseguir unas pestañas de impacto. 

Pestañas perfectas con trucos caseros.

Aún así, hay otra alternativa al alcance de tu mano que amarás de ahora en adelante: una lima de uñas. Úsala de la siguiente manera: tras el rímel y antes de que se haya secado, utiliza la lima para ayudarte a darle forma a tus pestañas, de manera similar como lo hicieras con una cuchara, es decir, usando la lima de soporte y el dedo pulgar para ir dándole forma a tus pestañas. ¡Muy sencillo!

Más Noticias