Pies de bebé: Dos recetas con ingredientes que todos tenemos en casa ¡Facilísimo!

Si las rugosidades en tus pies ya te están molestando más de lo normal, y la lima ya no es sufiente para suvizarlos, prueba con estos dos ingredientes y sorp´rendete de los resultados.

¿Has soñado con tener pies suaves y delicados como los de un bebé? Pues lograrlo es más fácil de lo que crees y con ingredientes que todos tenemos en casa.

Es por ello que te damos dos recetas de exfoliantes y baños para pies, que junto a una buena rutina de cuidado diario, te darán esos tan esperados resultados.

Recuerda que no hay tratamiento que funcione sin la constancia diaria, por lo que debes considerar que la piel de tus pies necesita también, como la del resto de tu cuerpo, cuidado e hidratación.

Con Bicarbonato

El primer ingrediente que te presentaremos es el milagroso bicarbonato de sodio.  Sí, también sirve para ablandar durezas en tus pies y como exfoliante natural.

Para el exfoliante necesitas:

Con esta mezcla masaje tus pies por unos diez minutos, y si la piel está muy dura, usa una piedra pómez o una lima para pies.  

También puedes usarlo en un baño de pies. Sólo debes agregar tres cucharadas de este mágico polvo en un recipiente con agua fría o tibia.  Procura que no está muy caliente, porque suele resecar mucho los pies.  Remójalos por un máximo de 20 minutos y luego frótalos con una piedra pómez o una lima. Sécalos e hidrata. 

Con bananas

La banana es un excelente remedio para tratar pies secos.  Sólo tienes que triturar unas cuantas y aplicarlas durante unos 20 minutos.

Pero si prefieres comerte la banana, puedes hacer lo mismo, pero con la parte interna de la cáscara, tiene el mismo efecto.

Más Noticias