¡No más dolor! Aprende a cortar correctamente tus uñas para que no se encarnen

El proceso para cortar una uña encarnada es sumamente fácil, y aunque se ve un poco doloroso te aseguramos que no lo es, solo asegurate de seguir paso a paso lo que a continuación te iremos describiendo.

Como bien sabemos, constantemente requerimos limpiar nuestras uñas tanto de las manos como de los pies, por simple cuestión de higiene y belleza. Pero en ocasiones este proceso no termina tan bien como esperábamos, ya que terminamos con una molesta uña encarnada.

Corta tus uñas de la manera correcta

 Herramientas para cortar nuestras uñas de manera correcta:

Para llevar a cabo este importante proceso, es imprescindible que poseas los siguientes requerimientos: removedor de cutícula, palito de naranjo, exfoliante, lima de calidad gruesa, cortauñas (recto y el estándar), pinza.

Corta tus uñas de la manera correcta

Proceso para cortar las uñas de las manos:

  1. Lo primero que debes hacer es remojar tus manos, mientras haces esto aplica un poco de exfoliante y así te estarás liberando de todo tipo de suciedad.
  2. Luego con la parte plana del palito de naranjo vas a empujar la cutícula hacia atrás, para que puedas cortar con la pinza todo tipo de exceso de piel.
  3. Seguidamente utiliza el cortauñas (si es necesario) para cortar tus uñas, dejando 3 mm de distancia para no afectar la uña. Por último utiliza la lima y dale la forma que gustes.
Corta tus uñas de la manera correcta

Proceso para cortar las uñas de los pies:

Repite el primer paso que hiciste con las manos. Al momento de cortar la uña debes hacerlo de forma cuadrada, sin dejar esquinas irregulares en los bordes. Cuando estés limando ten cuidado de no perder la forma ya mencionada.

Proceso para tratar una uña encarnada:

Lo más recomendable es sumergir los pies en agua tibia combinada con sal gruesa, de esta manera la zona a tratar estará mucho más blanda y será un poco más fácil cortar con ayuda de una pinza esa pedazo de uña, y así evitar que se vuelva a encarnar. Si no puedes llevar a cabo este proceso, te aconsejamos que acudas a un profesional médico.

Más Noticias