Cirugía de nariz casera: sigue el paso a paso para disimularla con maquillaje

La nariz es un rasgo importante a la hora de maquillarnos, pero muchas veces nos olvidamos de ello. No solo nos da personalidad, sino que complejiza nuestro físico. Mira cómo hacerte una 'cirugía' en casa de nariz solo con make up. ¡Solución mágica!

La nariz es una de las partes más importantes del rostro: nos identifica, pero a su vez, nos genera problemas de seguridad por su grosor o tamaño. Por ello, la mejor solución (¡te encantará!) es el uso correcto de make up.

Si tu nariz es ancha, el objetivo es afinarla. La misma se caracteriza por ser gruesa en los laterales. Entonces, aplica el maquillaje en los laterales (desde donde empiezan las cejas hasta el final de la nariz), una base de maquillaje un grado más oscura que la que utilizáis para el resto del rostro. Luego, desde el entrecejo hasta la punta de la nariz, aplica una base de maquillaje más clara o un iluminador. Así, desviará la atención de los laterales.

Aprende a disimular con maquillaje tu tipo de nariz.

En cambio, si tu nariz es larga, le daremos grosor a la misma. Para ello, empieza maquillándola con una base del mismo tono que tu piel. Después, traza una línea a cada lateral de la nariz con una base más clara ya que las tonalidades claras dan volumen mientras que las oscuras estilizan. Por último, el truco está en aplicar una base más oscura aún o un corrector oscuro en la punta de la nariz.

Si la nariz es pequeña, la reconoces mejor si tu rostro es grande, redondo o alargado. Para realzarla, debes enfocarte en darle volumen al centro de tu nariz e, incluso, extender el corrector hacia los lados. Siempre busca colores más claros que tu piel como base de maquillaje y así, conseguir la sensación de volumnen.

Paso a paso para maquillar tu nariz.

Si tu nariz tiene caballete, es decir, un pequeño bulto en el centro de nuestra nariz, con un poco de maquillaje oscuro se disimulará, pero no olvides difuminarlo a conciencia hasta que no se note nada la línea de cambio de un maquillaje a otro. Otra forma es utilizar dos bases: maquillaje todo el rostro con la tuya habitual y luego, aplica polvos oscuros en las zonas a disimular.

Por otro lado, si la nariz es aguileña, con un tono un poco más oscuro de base o corrector aplícatelo sobre la punta de la nariz y sobre el caballete. Con este truco conseguirás que el puente de la nariz se vea menos grande y más fino. Si es torcita, deberás darle luz al resto de tu nariz y no a esa área. Primero, cubre los puntos más oscuros, rosácea o venitas que tengas alrededor de la nariz con el fin de lograr un lienzo nuevo. Después, solo aplica el juego de luces y sombras. 

Por último, si tu nariz es grande, es importante trabajar la zona con una base que sea por lo menos dos tonos más oscura que la que usas habitualmente. Aplica un poco entre tus cejas, a los lados de tu nariz y asegúrate de que se mezcle bien con tu piel. Toma un lápiz iluminador o un pincel y corrector más claro que tu piel y comienza a aplicar el producto alrededor de la nariz, incidiendo en las aletas. 

Más Noticias